La adicción no es un defecto del carácter

Es una enfermedad compleja

Sabemos que las personas que buscan aliviar el trauma, en respuesta al estrés emocional frecuente o significativo, o afecciones psiquiátricas no tratadas, como depresión, trastorno bipolar, trastorno de la personalidad límite o trastornos de ansiedad, tienen más probabilidades de desarrollar un comportamiento adictivo.

Algunas personas se auto-medican para aliviar los síntomas de otros trastornos y aunque esto puede brindar un pequeño alivio temporal, el impacto del comportamiento adictivo, a largo plazo, complica el problema subyacente, dejando a una persona en un gran riesgo de aumentar la enfermedad y la adicción.

Aunque una predisposición genética influye en el desarrollo de la adicción, los factores sociales y ambientales son una influencia primaria en la adicción. Los esfuerzos de prevención se centran en educar y movilizar a las comunidades para construir factores sociales y ambientales más saludables.

  • Para la mayoría de las personas, dejar una adicción requiere generalmente más que una fuerza de voluntad fuerte. Si estás buscando ayuda para ti o para otra persona, haz clic aquí (https://www.bestcareprevention.com/crisis-lines Líneas de ayuda-Helplines).

Green Goodness

Alcohol

Investigaciones han demostrado que el cerebro responde a incentivos y a consecuencias negativas. Ambos impactan en que tan motivada puede estar una persona para consumir alcohol, y si una persona está contenta con un trago o es de aquellos que los aumenta tragos con el tiempo.

También hay evidencia científica que sugiere que la genética juega un papel importante en los trastornos por uso de sustancias. El National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism (NIAAA, Instituto Nacional del Abuso del Alcohol y Alcoholismo, por su traducción al español) ha llevado a cabo investigaciones que destacan un patrón de comportamiento que ocurre significativamente en las familias con antecedentes de problemas por el uso de sustancias.

Si una persona empieza a beber alcohol a una edad temprana (13 a 15 años), la probabilidad de ser diagnosticada con dependencia del alcohol durante la vida es cuatro veces mayor que una persona que no comienza a beber hasta que tiene 21 años.

 

  • El 65% de los estudiantes de los grados 9° y 10° del condado de Jefferson piensan que el consumo de alcohol entre menores es un problema para el condado de Jefferson.

  • El 13% de los estudiantes de los grados 9° y 10° del condado de Jefferson han consumido alcohol en los últimos 30 días y sin embargo, piensan que el 72% de sus compañeros han consumido alcohol en los últimos 30 días.

  • El 75% de los estudiantes de los grados 9° y 10° del condado de Jefferson piensan que el alcohol es fácil o muy fácil de obtener.

  • El 44% de los estudiantes de los grados 9° y 10° del condado de Jefferson piensan que tomar uno o dos tragos de alcohol casi todos los días es un riesgo moderado o alto.

 

Estudiantes de grados 8 y 11 nos dicen

alcohol es facil de concegir. . .